Lun. Jul 26th, 2021

O lo que es lo mismo, hacer lo que hacíamos antes, pero con una visión clara de lo que ocurre en estos tiempos. Toda mi vida me he considerado un hombre de izquierda y quienes nos definimos como tales siempre hemos sido cercanos a las causas sociales.

Cuando decidí afiliarme al PRD, en 1991, estaba consciente de que llagaba a aportar a la construcción de un partido cuya principal virtud era la democracia interna, pero que además logró integrar a liderazgos genuinos que provenían de diversas luchas sociales. Esos inicios fueron muy bonitos, pero ya ven lo que dicen, dale poder a una persona y descubrirás quien es en realidad. Para 1997, aquellos noble políticos se convirtieron en esclavos de los privilegios que alcanzaron y el cambio de objetivos fue evidente, ya pesaba más el siguiente puesto que se tendría que ocupar que la lucha social que debiera encabezarse. Así inició el derrumbe de un partido que surgió desde las entrañas mismas del Pueblo Sabio.

En el 2008, después de sentirme traicionado por la cúpula partidista, decidí salirme del PRD e iniciar un proyecto personal que me permitiera seguir haciendo política, pero desde una perspectiva Ciudadana. Aproveché el incipiente interés por el tema ambientalista en Hermosillo y creamos en un primer momento un Colectivo al que le llamamos Desierto Verde. Posteriormente, me acerqué a Casa Guadalupe Libre para apoyar en la educación de los niños en situación de calle, que atiende esa institución, instruyéndolos en la creación de huertos para el autoconsumo y la reforestación de las instalaciones de esa Casa Albergue.

Desde la sociedad civil nos tocó dar muchas luchas y, para sorpresa nuestra, pasamos de las derrotas continuas frente al régimen a valiosas victorias en la defensa de los espacios públicos. El Parque Madero conservó su integridad después de tres intentonas de intervención: para poner un lago artificial en un primer momento, un teatro después y finalmente un Parque Canino. La Sauceda, el Héctor Espino y lo que queda del Parque de Villa de Seris fueron otras defensas victoriosas que hemos logrado y continuamos en ese tipo de luchas.

En el transcurrir del tiempo he notado que el poder ciudadano es cada vez más visible y que poco a poco la clase política tradicional está siendo rebasada. Sin embargo, los partidos políticos siguen teniendo el control de la postulación de candidatos y para desgracia de los liderazgos ciudadanos no existe la intención de las fuerzas políticas de nutrirse de esos liderazgos sino más bien hacer uso de ellos para lograr mantener a los mismos de siempre en la conducción política del municipio, de la ciudad o del país mismo. No sorprende, por ello, que aquellos que estaban en un partido ahora se presenten como candidatos del otro partido al que tanto criticaron, lo cual refleja con claridad que lo que está en crisis es el sistema de partidos políticos.

En este contexto, Raúl Baca y quien esto escribe vamos a empezar una nueva lucha social, ahora desde la trinchera de una candidatura ciudadana bajo las siglas del Partido Verde que nos abrió las puertas para llevar a la palestra electoral lo que desde abajo hemos venido construyendo. Dado que no inician todavía las campañas electorales, nada podemos decir de nuestras propuestas, pero sí que seremos candidatos a una diputación local en el distrito 08.

Por Isabel Dorado Auz

Estudió en Universidad de Sonora. Promoción del 1990 Químico Biólogo en Alimentos. Guasave Ciudad de origen.8 de julio de 1967 fecha de nacimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *