Mié. Jun 23rd, 2021

O si quieren llamarles el correcaminos y la chuparrosa, el caso es que estas dos aves serán la inspiración de mi campaña por la diputación local del distrito 08, acá por rumbos de Hermosillo.

Algo que hay que resaltar de estas dos especies es que no soportan el cautiverio y viven prácticamente libres en la naturaleza, la primera en condiciones más adversas y es cada vez más difícil toparnos con una churea en nuestro trajinar diario, aunque he visto algunas circulando por la Universidad de Sonora, en La Sauceda e incluso en algunas colonias de Hermosillo. El colibrí es otra cosa, al parecer tiene muy buena adaptación a nuestros climas calurosos y tuve la fortuna que uno de ellos anidara en el patio de mi casa, de donde surgieron dos nuevos individuos de esta especie.

La churea nos inspira porque cada vez resulta más difícil encontrar políticos con vocación de servicio, son escasos y los que hay no reciben la oportunidad de postularse para ser representantes populares. Creemos que la oportunidad que nos brindó el Partido Verde de postularnos como candidatos ciudadanos nos permite representar a esos verdaderos políticos que debieran inundar las contiendas electorales. Por desgracia no es así y, por ello, nuestro compromiso es aún mayor. Hoy que arrancamos campaña en una colonia de la periferia, Villa Verde, nos dimos cuenta de que es factible diseñar una nueva forma de hacer política, aprovechando la disposición que mostraron quienes hoy nos acompañaron en una jornada de limpieza y reforestación en esa colonia, por lo que en la tarde habremos de tener una reunión para intercambiar puntos de vista en una reunión más amplia.

El colibrí, nos representa la esperanza de poder ir polinizando la conciencia de quienes decidirán con su voto a quien habrá de representarlos en el Congreso del Estado. Debemos, también, tener la fuerza de esa ave para mantener la vitalidad necesaria para soportar estos 40 días de campaña, donde pretendemos dar lo mejor de Nosotros y dejar como legado, al menos, 25 Parques limpios y reforestados. Aunque nuestras propuestas van más allá del ámbito ambiental, si queremos dejar esa huella en las colonias que visitaremos próximamente.

La tarea no es fácil y andaremos a las carreras, como la churea, para integrar la estructura electoral que necesitamos para defender el voto y que tiene que estar conformada a más tardar el 17 de mayo. Si el colibrí hace su trabajo, voluntariamente deberán ser cientos los que se comprometan para poder cubrir al 100% las casillas electorales de nuestro distrito.

Hasta hoy, hemos participado en un pequeño Colectivo que ha hecho grandez hazañas que, asumimos, la comunidad hermosillense ya conoce. Pero llegó el momento de pensar en grande y que ese pequeño Colectivo tenga una representación en el Congreso del Estado. Obviamente, tiene que cambiar la estrategia e ir a las colonias a establecer contacto y compromisos con quienes sostienen a este país, la clase trabajadora. Estamos convencidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *