El Colectivo Ciudadanía Activa está por cumplir 18 meses de labores ininterrumpidas de
limpieza y reforestación en La Sauceda, en jornadas sabatinas, en las cuales se han
incorporado una diversidad de Colectivos que están pensando en llevar a cabo una
reapertura Ciudadana de este simbólico lugar, pero se requiere el apoyo Ciudadano para
crear las condiciones idóneas de esa reapertura.
No solo se requiere una mayor participación en esas jornadas de Rehabilitación de La
Sauceda, sino que también es oportuno hacer un llamado para que se apoye con la donación
de diversos ejemplares de algunas especies que queremos plantar en lo que será el bosque
de árboles nativos y el bosque ribereño que se están creando en lugares muy específicos. Se
requieren álamos y sauces para el bosque ribereño y para el bosque de árboles nativos se
ocupan: Rama Blanca, Tabachín de la sierra, lechuguilla, Palo verde azul, Sahuaro, Zamota,
Planta piojo, Yuca roja, Gallinita enredadera, Gobernadora, Chicura, Tepeguaje, Biznaga
dorada. De igual forma, se ocupa la donación de pinturas para pintar las bancas y mesas
metálicas que se encuentran en muy buen estado y que ya iniciamos con ese proceso
gracias a la donación de una cubeta de pintura verde proporcionada por el diputado Luis
Mario Rivera.
Estamos conscientes de que la responsabilidad principal debiera recaer en el gobierno del
estado, propietario formal de dicho predio, pero dado que se ha mostrado mayor interés en
vender parte de La Sauceda que en su Rehabilitación integral, tal y como lo han estado
proponiendo un gran número de Colectivos ambientalistas, los cuales han participado en
varias jornadas de limpieza y reforestación.
Hay convencimiento pleno de que el Pueblo de Sonora, y particularmente el hermosillense,
puede asumir el reto de hacer lo que las autoridades no quieren asumir, Rehabilitar
integralmente La Sauceda, incluyendo el Humedal que está a punto de secarse dada la nula
intervención de las autoridades de los tres niveles de gobierno. En este último caso, se
requiere el apoyo con pipas de agua de pozo. Si entendemos que el Humedal es un
ecosistema que durante muchos años ha permitido la proliferación de diversas especies,
acuáticas y terrestres, tanto de fauna como de flora, y que sería un ecocidio el dejar secar el
único lago natural con acceso al público en general, donde se práctica la pesca deportiva y
que podría ser un excelente destino turístico para quienes visitan la ciudad capital. Dejar
secar el Humedal sería el equivalente a dejar secar la laguna del Nainari en Ciudad
Obregón.
El próximo uno de septiembre cumpliremos dos años ininterrumpidos de jornadas sabatinas
de limpieza y reforestación, mismas que se iniciaron en el Parque de Villa de Seris y hoy
continúan en La Sauceda. Todo el esfuerzo realizado sería muy bien recompensado si la
Ciudadanía Hermosillense decide apoyar, en la medida de sus posibilidades, mediante
donación en especie, pinturas, plantas o su esfuerzo personal en nuestras labores sabatinas.

Tengan la certeza, de que a Ninguno de quienes estamos participando nos mueve algún
interés particular de lucro, sino más bien el sueño de tener un bosque urbano en uno de los
lugares más emblemáticos de Hermosillo. Con tu apoyo podremos hacer realidad este
sueño que no es solo nuestro sino que lo comparte la mayoría de la población
hermosillense.

Por Isabel Dorado Auz

Estudió en Universidad de Sonora. Promoción del 1990 Químico Biólogo en Alimentos. Guasave Ciudad de origen.8 de julio de 1967 fecha de nacimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.